1 de agosto de 2011

ADELE ENERSEN




Hace ya unas semanas una amiga me enseñó el trabajo de Adele Enersen, un trabajo de fotografía a su pequeña Mila.


Un trabajo tierno,

unas fotografías de una madre a su pequeña hechas con todo el amor del mundo.





Un trabajo que surgió inesperadamente mientras su niña hacía la siesta,

y a partir de ahí cada siesta era una foto, un mundo, un sueño como ella los hace llamar.





Desde entonces Adele y Mila son conocidas por medio mundo.


Espero que os gusten estas divertidas fotos.



2 comentarios:

bel dijo...

qué bonitas que son!!!!!!

anna blau dijo...

super... que chuluuu